jueves, abril 10, 2008

El Viaje de la Nonna, 2007


EL VIAJE DE LA NONNA Sebastián Silva, 2007
80/100

Comedia familiar que paso casi desapercibida en su estreno comercial, una lastima, pues es tal vez la mejor comedia mexicana desde Matando Cabos. Ana Ofelia Murguía interpreta extraordinariamente a la nonna, una abuelita a la que ya se le están olvidando las cosas. Recientemente viuda de un italiano con quien formo una familia que ahora cuida de ella. La vida es corta, el sueño de la nonna fue conocer San Todaro, el pueblo natal del nonno, su familia no esta en la disposición para acompañarla. Tal vez por egoísmo, pero tampoco dejaran a la abuela subirse a un avión para emprender el viaje sola. En el día de su cumpleaños, los retoños, nietos y los nueros por fin deciden dar oídos al corazón de la familia.


El arranque no es tan afortunado, pero hay una ligereza en su fotografía y edición que nos concentra en la familia, sus travesuras y la Italia encantadora que construyen. Un filme de actores, algunos de ellos con carisma naturalmente incluido y otros a los que por primera vez les conocemos su lado tierno. Hay complicaciones algo forzadas, personajes de sobra, pero el filme siempre termina estimulando sonrisas. Esas carcajadas que nos dejaron debiendo Llamando a un Ángel, La Leyenda de la Nahuala y Mosquita Muerta. La actuación más sobresaliente de los familiares es la de la nieta Teresa, interpretada por una Jimena Ayala encantadora a la que ya hacia falta verla en un papel totalmente diferente a la que nos tiene acostumbrados la pareja Sistach-Buil (Perfume de Violetas, El Brassier de Emma & La Niña en la Piedra).


No estamos seguros como reunieron tanto buen actor, nos llega la sensación que la magia de la cinta se encuentra en que es un proyecto de cuates. Pero no solo divierte, su historia es tremendamente enternecedora y sus últimos minutos son colosalmente conmovedores. Que decir de las participaciones especiales de la pareja inolvidable de Parpados Azules, Cecilia Suarez como la actriz versátil cantando el clásico Volare y Enrique Arreola como el borrachín que recibió solo tres palabras en su guion y pasea su burro por todo el pueblo.


Estamos ante uno de esos casos en los que la película no cabe en las líneas de cine de arte, ni tampoco de comedia comercial. Se queda en un punto intermedio peligroso a la hora de exhibirse, pero que igual entretiene a los seguidores de historias radicales como a los que prefieren digerir algo mas ligerito.

9 comentarios:

Dan Campos dijo...

Caótica pero divertidísima. Proyecto de y para cuates (que eso no implica que no sea comercial) donde se nota como se divirtieron en la realización y se transmite de la misma manera.

A mi en lo personal me encanto por lo refrescante del manejo. Varias deficiencias técnicas y en la narrativa pero me hizo pasarme un excelente rato, y eso es lo que al final cuenta.

¡Harto recomendable! Muy buena reseña, mi buen Carlos.

¡Saludos!

karen T. dijo...

Thanks for the call!

I thought this was charming, I didn't get some of the jokes, I guess. But everyone liked it.

Anónimo dijo...

La Mejor comedia mexicana desde MATANDO CABOS?! Desde ahí ya empezamos mal.

Esta película tenía un reparto de primer nivel, pero personalmente me parecio muy fallida. ¡En mi función varias personas dejaron la sala! (no por ser una película familiar le va a gustar a todo mundo). La película es realmente aburrida, creo que hubiera funcionado mejor como cortometraje.

LLAMANDO A UN ANGEL en cambio me encanto, había leido pesimas criticas de la película!! Es infinitamente superior a Matando cabos y en cambio esa si suelta carcajadas. El Viaje de la Nonna te podrá roba alguna que otra sonrisa, pero de ahí a ser la película mexicana más graciosa desde Matando Cabos... mm como que lo dudo mucho.

Saludos.
Sergio.

Santiago Ulloa dijo...

Disparejona pero la disfrute mucho.

Carlos Reyes dijo...

Dan: si! me hubiera gustado estar ahi entre tantos amigos.

Karen: The jokes are very accesible actually.

Sergio: Nunca me la senti aburrida, de repente se extendia demasiado pero se levantaba con mas fuerza. En forma de cortometraje? No.

Llamando a un angel, pues no me gusto mucho la verdad.

Santiago: bingo!

Paxton Hernandez dijo...

Llamando a un Ángel ROCKS!!!!!!!!!!!!!!!

Carlos Reyes dijo...

meh

Coleccionista Visual dijo...

Estando la familia reunida todo puede ocurrir, incluso recrearle una Italia campirana en México a la Nonna, , mujer enferma de Alzheimer que como es de suponer olvida todo, excepto que quiere ir a la tierra natal de su marido en Italia. Sin poder negarle algo a la matriarca, nietos e hijos optan por hacerle creer que viajaron al país de las pastas y pizzas, valiéndose del ingenio de cada quien para que ella viva un viaje inolvidable.

En la industria del cine nacional en nuestro país, característica por la solemnidad o lo trágico, la comedia comienza a ganar espacio, es así como “El viaje de la Nonna” es un proyecto agradable, ligero, familiar, diferente, oportuno, de visión para los futuros creadores en el genero, a quienes espero no solo se les ocurran las llamadas sexy comedias para llenar una sala o generar polémica, que funcionan sin duda, pero que en la comicidad no siempre estará ligada esta cuestión o ¿Quién diría que esta enfermedad, traspasaría los límites de la solemnidad o gravedad que representa?

El viaje de la Nonna me hizo pasar un rato sumamente agradable, que desecha todo pensamiento en contra de las producciones nacionales que la gente suele infundar solo por el hecho de ver en varias películas a los mismos actores, de temática constante y poco grata. La cuestión es de gusto y también radica en el saber escoger lo que se ve y lo que se desecha.

Para finalizar un comentario para algunos de los actores en este viaje:

Ana Ofelia Murguía: La experiencia del cine contemporáneo en México.
Ximena Ayala: La evolución como actriz es innegable, la garra de la juventud.
Jorge Zárate: Un nombre cada vez más frecuente en los repartos de producciones nacionales, un excelente síntoma. ¡Felicidades!
Cecilia Suárez: La multifacética flaca, que va del desmadre a la solemnidad, del protagónico al secundario. La sencillez es la actitud. ¡Felicidades!

Anónimo dijo...

Esta película llega por sus situaciones, tan fáciles de reconocer en muchas familias mexicanas. La abuelita y sus recuerdos es algo que pocas veces falta.

Recomendable, sobre todo a los que les quede el saco. Pero comedia completa no es (y queda muy bien así).