jueves, septiembre 18, 2008

Ópera (2007)


Ópera (Juan Patricio Riveroll, 2007)
95/100


Recuerdo al Festival de Guadalajara del 2007 como una de sus mejores ediciones, de todo lo presentado en competencia resalto una opera prima que dividió a la critica y provoco a la audiencia. Ópera es la presentación de Juan Patricio Riveroll, un director a quien debemos seguir. Se habla de una ola de directores jóvenes post-Reygadas apostando por un cine pausado y de contemplación, al contrario de Nicolás Pereda (¿Donde están sus historias?) o Matías Meyer (Wadley) el aun cinecrítico de la revista Marvín no deja que su ambiciosa cinta se hunda en el “mírenme que bonita y difícil soy.”


Ópera es un formidable roadtrip entre dos personajes que se ofrecen uno a otro placer y buen oído. Un escritor en edad madura y una joven sin muchos deberes conforman un seco romance al cual recurren por diferentes razones. Pablo (Arturo Ríos) es un cansado hombre de familia que busca un escapismo a su ahora cotidiana vida, por otra parte, Marina (Marina Mogro, descubrimiento) es dueña de una belleza indiscutible y a principio toma el viaje como una mas de las travesuras que la harán crecer. Ambos comparten el desencanto de ser infelices en sus vidas, de ser sofocados por el círculo de personas que los rodean y les arrebatan una libertad mal impuesta.


Un filme que goza de libertad creativa, bien podríamos catalogarla como una producción espontanea, de momento, de emociones que se presentan y son bien aprovechados. Los planos largos son terriblemente audaces mientras que los silencios e intervenciones de diálogos solo enriquecen una propuesta que se sostiene a todo momento. Pablo y Marina bien podrían ser padre e hija, ambos necesitados de dicha figura pues a Pablo se le ha complicado el atender a sus hijas y Marina simplemente no conoce una figura paternal. Su encuentro con una anciana (Magdalena Flores, la misma de Japón) es memorable por ser el punto que desbloquea a una chica que solo vive un borroso presente.


La diferencia en sus edades no es ignorada, vemos a un hombre que se ha cansado de cansarse y a una chava energética aun con derecho a rebelarse. Escuchamos música de Opera durante sus estancias en hoteles y sus recorridos en ese deseado Mustang. A través de planos fijos y una deslumbrante fotografía se logra sostener a los espacios y tiempos de una historia a veces cruda pero no aburrida.


El sublime debut que desprende belleza en cada toma, que se aferra al erotismo desalentado de sus personajes para confeccionar el revelador y completísimo
road trip. Ópera es también la realización de la fantasía del hombre maduro escapando de su mediocridad punzante, ha encontrado en una joven la travesía que su rutina había sofocado al completo. Riveroll trabajo con un actor profesional y una actriz amateur creando así una simpática batalla entre el actor y no actor, entre lo que uno le ofrece al otro y la gran cruzada por coexistir en un mismo espacio.

7 comentarios:

Carlos Reyes dijo...

Anda por ahi en los archivos mi reseña original de la cinta, leyendola otra vez honestamente no me gusto nadita. Asi que arme esta nueva, aunque hasta familiar resulta para los atentos pues digamos que solo pegue un monton de mis comentarios sobre la pelicula que he puesto aqui o en otros blogs.

Santiago Ulloa dijo...

Fue otra gran cinta de tantas vistas en el FICCO.

86 para el Mexacritic.

Paxton Hernandez dijo...

Muy chingona, Carlos. Mención honorífica del 2008.

A mí tampoco me gustaba esa reseña anterior, jejejeje.

Carlos Reyes dijo...

En realidad no me gusta ninguno de mis reviews que publique antes del 2008.

:(

Anónimo dijo...

"ola post-Reygadas".... ja, estos mexacríticos.... !!!!JA¡¡¡¡

DDLM.

Hammurabi dijo...

¡Cómo me choca que escriban comentarios anónimos!

karen T. dijo...

Hey, well I plan to watch this again, if it gets closer to me hahaha.

I saw it at FICCo and wasn't that impressed, although it does have a great cinematography & editing.